Arzuaga Reserva Especial 2019

Medaille de Platine 2022 otorgado por Decanter World Wine Awards
52,35 €
Impuestos incluidos

Arzuaga Reserva Especial es un vino tinto de la Ribera del Duero, compuesto por un coupage de Tempranillo, Cabernet Sauvignon y Albillo procedente de viñedos centenarios con rendimientos muy bajos. Encubado sin despalillar, fermentación en cubas de madera y barricas nuevas de roble francés, en las que permanece durante 24 meses para completar su crianza. Un vino de Arzuaga sedoso, carnoso, fresco, potente, fruta negra en compota sobre cacao, tostados y caramelos con buena persistencia.

Vista:

Rojo cardenalicio intenso de capa alta

Nariz:

Fruta negra en compota, menta y cacao, sobre un fondo de tostados y caramelo

Boca:

Amable, untuoso y con volumen, sedoso, potente y largo

Tipo
Tinto Reserva
Denominación de Origen
Ribera del Duero
Variedad
90% Tempranillo, 10% Cabernet Sauvignon y Albillo
Maridaje
Perfecto con todo tipo de carnes, pescados azules o quesos curados
Vinificación
Fermentación alcohólica en cubas de madera y fermentación maloláctica en barricas de roble nuevo francés
Consumo
Recomendado decantar y servir a 16 ºC
Cosecha
2019
Formato de botella
750ml
Envejecimiento
Crianza durante 24 meses en barricas francesas

Bodega fundada a comienzo de los años 90 por Florentino Arzuaga tras la adquisición de la Finca la Planta ubicada en la localidad de Quintanilla de Onésimo con la firme idea de elaborar vinos de calidad, con cuerpo, elegantes y rotundos. Una familia amante de la naturaleza y su finca no sólo formada por viñedos, un auténtico ecosistema de pinares, ciervos, jabalís y otras muchas especies.

Arzuaga se alza en pleno corazón de la ruta castellana del vino, en la Milla de Oro de la Ribera del Duero,sobre un edificio de piedra, con torres a los lados, marcado estilo monacal con arcadas, y un campanario en el centro coronado por una veleta.

La elaboración de los vinos se basa en una filosofía con tres claros conceptos: suelo, clima y orientación. Bajo estas premisas la Bodega mima y cuida la uva para conseguir la mejor calidad en sus vinos, cultivando principalmente Tempranillo o Tinto Fino pero también Cabernet Sauvignon y Merlot. Su climatología única, días con sol nítido y noches frescas y húmedas, junto a suelos pobres consiguen una maduración lenta y perfecta. La Vendimia, realizada en los meses de septiembre y octubre se realiza en cajas de 15 kg, con el objetivo de evitar la ratura o arañazos en la uva que provocan la fermentación prematura y oxidación del fruto.

Arzuaga tiene el honor de ser una de las primeras bodegas en producir el millón de botellas, pero también es reconocida por se pionera en el enoturismo, idea que comenzó a desarrollar en 1995 y que ha derivado en un hotel de cinco estrellas con spa y enoterapia.

También puede interesarte

Este sitio web utiliza cookies para asegurarnos de que damos la mejor experiencia al usuario. Si continúa utilizándolo asumiremos que está de acuerdo.