Sei Solo 2018

Sei Solo Bodegas y Viñedos
Agotado!
49,25 €
Impuestos incluidos

Sei Solo es un vino tinto D.O. Ribera del Duero, monovarietal de Tinto Fino elaborado por Javier Zacagnini, con gran experiencia en la Denominación de Origen. La uva procede de viñedos viejos de entre 60 y 100 años, de las parcelas Barroso y Acos, ubicadas en La Horra, y con rendimientos muy bajos.

Vendimia manual en cajas pequeñas con una rigurosa selección a mano.

Sei Solo es el hermano mayor de la Bodega, sólo elaborado en grandes añadas con una producción muy limitada, 8.000 botellas de 75 cl. Finura, elegancia, sutileza, profundidad... Sencillamente enorme.

Tipo
Tinto
Denominación de Origen
Ribera del Duero
Variedad
100% Tinto Fino
Puntos
93 Tim Atkin
Vinificación
Fermentación individual por parcelas, con depósitos de capacidades adaptadas a cada una de ellas, con suaves remontados. Maloláctica en barrica francesa de dos años a muy baja temperatura (14 ºC)
Temperatura de servicio
Se recomienda servir a 16 ºC
Envejecimiento
Crianza en barricas francesas de 600 litros con una edad de entre 1 y 3 años

Sei Solo es un proyecto iniciado en 2007 por el reputado enólogo Javier Zaccagnini, ex directos de la Ribera del Duero y fundador, junto a Mariano García, de la reconocida bodega Aalto.

Inicialmente Javier contaba con 4 parcelas de viñedo viejo, alrededor de 60 años, ubicadas en La Horra, su pueblo favorito de la Ribera dada la calidad del fruto de las viñas. En los últimos años se han añadido 5 fincas más, una de ellas ubicado en el Pago de Santa Cruz, considerada la viña más vieja de La Horra sobrepasando los 90 años de edad. Las viñas poseen un rendimiento muy bajo, entorno a 1400 kilogramos por hectárea en los viñedos más viejos y de de 4000 kg por hectárea para las plantas más jóvenes.

Esta Bodega posee el nombre de las dos primeras palabras de la partitura original de la gran obra Las Seis Sonatas y Partitas para Violin Solo, de J.S. Bach, compositor favorito de Javier, mostrándonos su otra pasión.

En Sei Solo se elaboran vinos con personalidad propia, que sin dejar de ser Ribera del Duero, ofrezca un perfil orientado hacia la finura y la elegancia. Tras cinco años perfeccionando el proceso, en 2011 estimó haber llegado al vino que satisfizo sus premisas iniciales, embotellando dos vinos, Sei Solo y Preludio. Ambos son monovarietales de Tinto Fino (Tempranillo), y realizan la fermentación y la crianza en tinas y barricas de entre 228 y 600 litros.

También puede interesarte

Este sitio web utiliza cookies para asegurarnos de que damos la mejor experiencia al usuario. Si continúa utilizándolo asumiremos que está de acuerdo.