Dehesa del Carrizal Chardonnay 2021

18,50 €
Impuestos incluidos

x3 18,00 € a partir de 3 unidades

Dehesa del Carrizal Chardonnay es el único vino blanco elaborado por esta Bodega de Pago ubicado en Retuerta del Bullaque. Se trata de un monovarietal de Chardonnay con paso por barrica francesa, procedente de una cuidada elaboración y una producción de 10.000 botellas. Se trata de un blanco fresco y untuoso, con fruta blanca bien integrada sobre las notas propias de la madera, una buena relación placer precio y siempre recomendable.

Vista:

Amarillo verdoso, limpio y brillante

Nariz:

Aromas de fruta blanca sobre notas de miel, pastelería y ahumados

Boca:

Se presenta graso, estructurado, fresco y elegante con un final largo

Tipo
Blanco con crianza
Denominación de Origen
Dehesa del Carrizal
Variedad
100% Chardonnay
Puntos
90 Peñín
Vinificación
fermentación en barricas nuevas de roble francés a temperatura controlada
Consumo
Se recomienda servir entre 10 y 12 ºC
Cosecha
2021
Formato de botella
750ml
Envejecimiento
Crianza de unos tres meses con batonnage sobre lías finas en barrica francesa

Bienvenid@ a Devinoavino, tu tienda de vinos online donde encontrarás una cuidada selección de los mejores vinos de España. Hoy te presentamos uno de nuestros destacados: Dehesa del Carrizal, una bodega singular ubicada en los Montes de Toledo, en Castilla-La Mancha, que te ofrece vinos con un distintivo carácter atlántico.

Dehesa del Carrizal: Un Pago con Historia y Carácter

Desde sus inicios en 1987, la bodega Pago Dehesa del Carrizal ha cultivado sus viñedos en suelos silíceos y ácidos, ideales para producir vinos con aromas a monte bajo, resinosos y balsámicos. Situada en Retuerta del Bullaque, próxima al Parque Nacional de Cabañeros, esta bodega se beneficia de una de las mejores selecciones de bosque mediterráneo.

Variedad y Calidad en Cada Copa

En Dehesa del Carrizal, inicialmente solo se plantaron cepas de Cabernet Sauvignon. Con el tiempo, se incorporaron variedades como Syrah, Merlot, Tempranillo, Chardonnay y Petit Verdot, todas plantadas en suelos pedregosos. Estos viñedos, orientados al noroeste, reciben la influencia atlántica y están protegidos por una ladera de clima seco mediterráneo, lo que permite una maduración lenta y óptima de las uvas gracias a la variación térmica entre el día y la noche.

También puede interesarte

Este sitio web utiliza cookies para asegurarnos de que damos la mejor experiencia al usuario. Si continúa utilizándolo asumiremos que está de acuerdo.